El Consejo Internacional para Lubricación de Maquinaria (ICML por sus siglas en inglés) es un ente que de manera neutral e imparcial ha desarrollado los cuerpos de conocimientos mínimos necesarios para adquirir las competencias en el ámbito de la lubricación, aplica exámenes de certificación en 11 idiomas y su  proceso de entrenamiento está alineado a la norma ISO 18436.

En la mayoría de los seminarios de lubricación que tengo la fortuna de impartir, los asistentes cuestionan la importancia de lograr la certificación y los beneficios que pueden lograr al obtenerla.

Les comparto 5 razones por las cuales desde mi punto de vista es relevante certificarse:

  • Deseo de comparar el nivel de competencias contra un estándar de conocimientos.

El resultado del examen de certificación genera un diagnóstico de necesidades de capacitación y nos orienta en que áreas del conocimiento requerimos capacitación adicional.

  • Herramienta en la hoja de vida o CV

Muchas de las empresas en Sudamérica y también de manera incipiente en México están solicitando personal para el área de mantenimiento o confiabilidad que esté certificado por ICML, esto genera una ventaja competitiva en el momento de postularse.

  • Plan de carrera al interior de la empresa.

Algunas empresas cimientan sus decisiones de ascensos organizacionales y mejoras salariales, respetando los niveles de conocimiento, por lo que las certificaciones son una herramienta para avalar esas decisiones.

  • Reducción de costos

El fin último de las empresas es generar ganancias y una forma de realizar este cometido es reduciendo los costos por paros de producción de manera inteligente, una forma de hacerlo es certificando al personal para que las tareas de lubricación se ejecuten de manera segura, ergonómica y ejecutando la mejor práctica.

  • La certificación es un reto

Este desafío implica disciplina y sacrificio para lograrlo, muchas horas de estudio y estar al pie del cañón en las operaciones y mantenimiento de nuestras máquinas. A muchas personas nos llena de orgullo el poder vencer esos desafíos y enfrentarnos a nuestros miedos internos.

El tener la capacidad de acreditar las certificaciones significa un gran logro y orgullo personal en el que frecuentemente el profesional certificado se ve retribuido con beneficios personales y laborales (mejora su autoestima, productividad, velocidad y precisión en la toma de decisiones, mejora en su posición jerárquica, aumento de ingresos) y esto produce resultados benéficos tanto para él, su familia y la empresa.

Por lo que mi sugerencia de manera permanente es capacitarse y postularse para presentar las certificaciones que el Consejo Internacional para Lubricación de Maquinaria tiene para todos nosotros.