Terry Harris, Soluciones de proceso confiables. Traducido por Luis Manuel Sánchez González, Noria Latín América

Las bombas centrífugas se encuentran entre los tipos más frecuentes de equipos industriales y muchas instalaciones emplean cientos o incluso miles de estos equipos. Con frecuencia, las bombas redundantes de respaldo se mantienen disponibles, lo que puede generar una disminución en la preocupación por fallas de emergencia. Sin embargo, aún se puede incurrir en costos significativos si falla una bomba.

Si bien hay muchas áreas en las que puede concentrar sus esfuerzos de confiabilidad como la instalación, la alineación y el balanceo, la lubricación de la bomba es uno de los factores más importantes y a menudo olvidados o mal entendidos. Si falla con este paso, todos sus otros esfuerzos serán un desperdicio y la bomba seguirá fallando.

Selección de lubricante

Primero, debe seleccionar el lubricante y el paquete de aditivos correctos para usar en la bomba. Si la bomba está bajo altas cargas y temperatura, es posible que desee considerar aditivos de extrema presión (EP) o antidesgaste. Estos aditivos agregarán protección en la superficie del rodamiento cuando los rodamientos están bajo una carga alta. Si el sistema funciona con alta humedad o en un área húmeda, puede requerir un aditivo antioxidante o anticorrosivo. Estos aditivos proporcionan una barrera protectora para evitar que la humedad ataque las superficies internas de la máquina.

Viscosidad

La viscosidad es un factor importante. Si utiliza un lubricante base mineral, debe tener en cuenta la temperatura y las condiciones ambientales en las que funciona la bomba. Si el área o el proceso tiene alta temperatura, es posible que necesite un aceite lubricante de mayor viscosidad.

Si la bomba funciona en un ambiente muy frío, puede ser necesario un aceite de grado ISO más ligero. Las bombas de alta velocidad requerirán un lubricante de viscosidad más ligero para que el lubricante pueda fluir hacia los componentes de alta velocidad. Es posible que el fabricante del equipo original (OEM) no comprenda sus aplicaciones específicas, por lo que es posible tenga que cambiar la viscosidad en función de las condiciones de funcionamiento.

Control de contaminación

La humedad es el destructor número 1 de los aceites lubricantes y debe controlarse. Se pueden necesitar respiradores desecantes . Tener sistemas de sellado adecuados para el medio ambiente también es clave. Las bombas se pueden pedir o equipar con sellos de laberinto, lo que reducirá la cantidad de humedad y partículas que podrían ingresar a la bomba.

Mantenga sus lubricantes funcionando por largo tiempo. Asegúrese de que su proceso de transferencia de lubricante se haga cumpliendo procedimientos de lubricación de excelencia y de que tenga lubricantes limpios y secos al rellenar o en el momento del cambio.

¿Cuánto material contaminante hay en el lubricante que está dentro de la bomba? A veces no es rentable extraer muestras de aceite en bombas pequeñas, por lo que debe inspeccionar y mantener limpio el aceite. Si verifica que el lubricante agregado a la bomba está limpio, puede aumentar muchos años a la vida útil de sus rodamientos. Siempre recomiendo al menos un código ISO 16/14/12 o mejor para cualquier aceite lubricante para bombas.

Recuerde, la lubricación es la clave para una larga vida útil de la bomba centrífuga, así que mantenga sus lubricantes limpios, frescos y secos.

Este artículo se publicó en las Memorias de la Conferencia Machinery Lubrication de 2018.