Chris Dellinger, GPM Hydraulic Consulting. Traducción por Roberto Trujillo, Noria Latín América

 

Hay cinco herramientas hidráulicas esenciales que la mayoría de las personas no tienen al resolver problemas hidráulicos en campo: la mayoría de estas herramientas son bien conocidas por los equipos de mantenimiento y a menudo se pasan por alto cuando llega el momento de solucionar un problema. Tener estas herramientas hidráulicas esenciales reducirá la cantidad de tiempo de inactividad que puede ocurrir, así como también la cantidad de dinero gastado en componentes que se cambian sin verificar primero que han fallado.

Herramientas hidráulicas para solucionar problemas de cualquier sistema hidráulico

 

Kit portátil de prueba de presión

Un manómetro es una de las herramientas hidráulicas más importantes que se deben tener para solucionar cualquier problema hidráulico. El problema con los medidores instalados permanentemente en un equipo es que con el tiempo se dañan o ensucian y ya no son visibles.

Tener un kit portátil de medición de presión asegura que los medidores siempre funcionen correctamente. Los puertos de conexión rápida son comunes en la mayoría de los sistemas modernos, y los manómetros portátiles están diseñados para conectarse en estos puntos. Si no hay conexiones rápidas en el sistema, se pueden instalar.

Medidores de flujo

La herramienta más común que no se usa para solucionar un problema hidráulico es el medidor de flujo. Los medidores de flujo pueden instalarse en líneas de presión, líneas de retorno y líneas de drenado de las bombas. La forma más efectiva de verificar el estado de una bomba variable es instalando un medidor de flujo en la línea de drenado de la carcasa.

A medida que la bomba se desgasta, la derivación aumentará y el medidor de flujo indicará cuántos galones por minuto (gpm) se están perdiendo. Una forma de verificar el estado de una bomba de desplazamiento fijo es instalar un medidor de flujo en la línea de la válvula de alivio de presión del tanque.

Verificar el flujo de la bomba a través de la válvula de alivio a baja presión y luego a alta presión puede ser una gran indicación de qué tan desgastada está la bomba. Los medidores de flujo pueden instalarse directamente aguas abajo de una bomba y en las líneas de retorno de las válvulas direccionales.

Cámaras infrarrojas como herramientas hidráulicas

El calor es uno de los mayores problemas en un sistema hidráulico. La tarea más difícil es encontrar de dónde viene el calor. La temperatura de funcionamiento normal para la mayoría de los sistemas hidráulicos es de entre 40 y 50 grados Celsius.

Las cámaras infrarrojas son la herramienta más efectiva para usar cuando se trata de localizar dónde se genera el calor. La cámara infrarroja tiene muchos usos en el campo hidráulico y debe usarse al solucionar cualquier problema hidráulico.

Detector de voltaje

Una herramienta hidráulica no utilizada por el técnico de mantenimiento promedio es el detector de voltaje. Un detector de voltaje es una forma rápida y fácil de verificar un solenoide para asegurarse de que esté energizado. Al solucionar problemas, se debe usar un detector de voltaje para eliminar las válvulas que no podrían estar causando un problema. Luego, identifique las válvulas que podrían estar causando el problema.

Caja de prueba de válvula servo/proporcional

La caja de prueba de una válvula servo/proporcional es la mejor herramienta para verificar y probar la válvula antes de sacarla del sistema. Estas válvulas específicas son muy susceptibles a la contaminación y, a menudo, se eliminan del sistema sin asegurarse primero de que la válvula esté causando el problema específico.

Hace más daño que bien quitar o reemplazar una válvula proporcional del sistema. El uso de esta caja de prueba dará una mejor indicación de si el problema es eléctrico, mecánico o hidráulico. La caja de prueba se conecta directamente a la válvula específica y la fuente de alimentación eléctrica principal se conecta a la caja de prueba.

La (s) válvula (s) pueden ser accionadas manualmente por la caja para verificar si hay un problema mecánico o hidráulico. La caja tiene una pantalla de la energía que proviene del PLC para ayudar a identificar si el problema es eléctrico.