Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America

“¿Puede explicar que es la dielectricidad relativa del aceite?”

La dielectricidad de un aceite lubricante es una propiedad que generalmente no es motivo de gran preocupación. Sin embargo, en algunas aplicaciones, puede ser crítico y uno de los factores más importantes para seleccionar el fluido adecuado.

En general, los lubricantes no se consideran un medio para conducir o almacenar electricidad, ya que la corriente no debería moverse a través de la mayoría de los sistemas llenos de aceite. Por ejemplo, considere una caja de engranajes lubricada por salpique. Este dispositivo mecánico no debe presentar una carga eléctrica a menos que ocurra algo drástico. Por supuesto, el hecho de que un aceite lubricante no haya sido diseñado para conducir o almacenar electricidad no significa que no deba controlar su capacidad para hacerlo.

El campo de los dieléctricos es amplio y puede ser bastante complejo. La siguiente información está destinada a proporcionar una comprensión funcional del campo en lo que respecta a la lubricación. Para comenzar, definamos qué es un dieléctrico.

Un dieléctrico es un medio o sustancia que transmite fuerza eléctrica sin conducción: un aislante. En este caso, estamos hablando de un aceite lubricante. Todos los aceites lubricantes son dieléctricos en diversos grados.

Un capacitor o condensador es un ejemplo clásico del uso de un dieléctrico. Este dispositivo  almacena una carga eléctrica que luego puede descargarse. Los aceites lubricantes pueden hacer lo mismo. Dado que el aceite por lo regular no es conductor, la carga se acumula hasta el punto en que puede descargarse en una parte de la máquina. Se sabe que este fenómeno produce arcos eléctricos y sonidos audibles de explosión.

No todos los dieléctricos son iguales. Cada uno tiene habilidades distintas para conducir y almacenar electricidad. Para comparar diferentes materiales, debe observar la constante dieléctrica del material. Esto también se llama permitividad relativa.

La permitividad relativa de una sustancia describe cómo la velocidad de una carga eléctrica en el material se compara con la de un vacío. Cuanto más conductora es la sustancia, mayor es la permitividad relativa o constante dieléctrica.

Por definición, el valor de un vacío es uno. La mayoría de los aceites lubricantes minerales tienen valores que oscilan entre 2.1 y 2.4, pero pueden variar según la concentración de aditivos y la temperatura.

Los aceites lubricantes sintéticos pueden tener valores significativamente más altos, lo que significa que son más conductores. Los verdaderos conductores tendrían una permitividad relativa infinita, ya que no almacenan una carga y la electricidad fluye a través de ellos rápidamente.

Determinar la dielectricidad de un lubricante implica medir la velocidad del campo eléctrico. Muchos instrumentos pueden hacer esto, incluidos los sistemas de monitoreo en tiempo real que se pueden conectar a una máquina en sitio Como con la mayoría de las pruebas del análisis de lubricantes, esta prueba es más valiosa cuando se establece una línea de base y se monitorean los cambios a lo largo del tiempo.

Cuando el aceite se contamina con materiales polares o conductores (agua, tierra, etc.), la constante dieléctrica sube. Lo mismo puede decirse cuando el aceite comienza a degradarse y produce subproductos de oxidación, como barnices y lodos.

Por lo tanto, el monitoreo de la dielectricidad de un lubricante puede proporcionar información sobre la salud del aceite y su estado de contaminación. Por lo general, se usa solo como prueba de detección. Sin embargo, un aumento en este valor debería desencadenar pruebas más profundas para ayudarle a comprender lo que está ocurriendo dentro de su aceite.