Noria Corporation. Traducción por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

“¿Cuáles son los factores más importantes a considerar al comprar un filtro de aceite?”

Debido a que el mercado tiene una variedad de opciones y precios, elegir el filtro de aceite adecuado puede ser un desafío. A menudo, quienes compran filtros de aceite basan su elección únicamente en el precio, y están dispuestos a sacrificar el desempeño y la longevidad del filtro pensando solo en los ahorros a corto plazo. Sin embargo, esto es un error; los filtros más baratos son menos eficientes y deben sustituirse con mayor frecuencia. Aunque son más caros, los filtros de alta calidad duran más y son más eficientes, lo que ahorra dinero a largo plazo.

Al presentar sus productos, los fabricantes de filtros utilizan términos como capacidad de retención de suciedad, alto flujo y eficiencia de captura, todos los cuales pueden resultar confusos si no está familiarizado con esa terminología. Al final de cuentas, querrá elegir un filtro basado en los factores más importantes para usted y sus operaciones .

A continuación, se muestran algunos términos que se utilizan comúnmente para describir los filtros de aceite:

  • Tasa de flujo: La cantidad de aceite que puede pasar a través de un filtro en un período de tiempo determinado.
  • Media filtrante: El material dentro de un filtro que se utiliza para capturar los contaminantes.
  • Capacidad de retención de suciedad: La cantidad de contaminación que puede contener un filtro antes de que se vuelva ineficaz.
  • Eficiencia de captura: La capacidad de un filtro para capturar y retener partículas de un tamaño específico; a menudo se expresa como la tasa beta de un filtro.

La mayoría de los fabricantes de filtros pasarán sus productos por una serie de pruebas diseñadas para capturar partículas de tamaños específicos. Miden el número de partículas aguas abajo del filtro y lo comparan con el número total de partículas que se introdujeron originalmente durante la prueba. El resultado de la prueba se muestra como la tasa beta en un tamaño determinado en micrones. Un filtro con una tasa beta de 75 o más se considera un filtro absoluto (captura partículas del tamaño dado a una tasa del 98.7%), donde un filtro que captura al 90% o menos se consideraría un filtro nominal (una tasa beta de 10 o menos).

Al seleccionar un filtro, es fundamental tener en cuenta la aplicación y el fluido con el que se utilizará el filtro. Para sistemas como turbinas e hidráulicos, que requieren un lubricante más limpio, se debe buscar un filtro de mayor calidad. Por ejemplo, las especificaciones de un sistema hidráulico pueden requerir un filtro de 4 micrones con una tasa beta de 2000; esto significa que el filtro puede eliminar el 99.95% de las partículas mayores de 4 micrones.

Incluso considerando todo lo anterior, todavía hay más factores individuales que pueden jugar un rol en sus necesidades específicas de filtración. Una vez que haya determinado los factores más críticos para su aplicación, puede hablar con sus proveedores para obtener ayuda o ver qué le pueden ofrecer.