Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latín América

 

Siempre que un nuevo componente esté a punto de ponerse en marcha, lo primero que debe abordar es el lubricante. La recomendación típica de un fabricante de equipo original (OEM, por sus siglas en inglés) suele indicar algo como “utilizar un aceite de turbina de alta calidad con una viscosidad ISO VG 32”. Esto deja mucho a la imaginación.

En este caso, el OEM no ha indicado qué tipos de aditivos debe tener el lubricante, qué aceite base debe usarse y cómo ajustar el requisito de viscosidad en función de las condiciones ambientales de su instalación frente a las condiciones de la instalación de prueba que solía utilizar el OEM para determinar estos valores. Sin embargo, dejando de lado la imaginación, un técnico aaplicado puede reconocer algunos de los requisitos especificados por el OEM y seleccionar el lubricante adecuado para realizar el trabajo.

Comience leyendo entre las líneas de la recomendación general de lubricación del OEM. El OEM lo ha guiado para utilizar un aceite de turbina de alta calidad con una viscosidad ISO VG 32. Si separa esta afirmación, llega a tres especificaciones distintas.

QUE ES ‘ALTA CALIDAD’

Primero, el OEM afirma que el lubricante debe ser de “alta calidad”. Puede adivinar que el OEM simplemente está diciendo que compre un producto con el que ha tenido éxito anteriormente con respecto a su calidad. Esto podría incluir la calidad del servicio de su distribuidor local, tiempos de entrega de calidad, selección de productos de calidad, representantes de ventas de calidad, etc. Todos estos elementos son importantes, pero el técnico capacitado puede reconocer esta descripción como un indicador de qué categoría de aceite base del American Petroleum Institute (API) utilizar en este componente. En este caso particular, alta calidad puede significar una categoría API más alta.

Al observar la descripción de las categorías de aceite base API más comunes en la Figura 1, puede ver que a medida que aumenta el número del grupo, aumenta el precio por galón. Hay varias razones para esto, incluida la refinación utilizada para procesar el aceite base y la cantidad de impurezas que pueden separar durante ese proceso de refinación en particular. La comparación de los aceites base del Grupo I con los de los Grupos II y III muestra la diferencia en la eficacia del proceso de refinación para separar estas impurezas no deseadas.

Figura 1 Categorías del aceite base por API

Entonces, ¿cómo se relaciona esto con las pautas del OEM para lubricar un componente? El OEM recomienda alta calidad y no mencionó específicamente el uso de un sintético. Es probable que sea un impulso utilizar un lubricante producido para cumplir con los criterios del Grupo II o Grupo III, y no un sintético.

CLARIFICACIÓN DEL ‘ACEITE DE TURBINA’

La segunda sugerencia que proporciona el OEM del componente en su especificación de lubricación genérica es utilizar un aceite de turbina. En la actualidad, existen varios aceites para turbinas en el mercado que se fabrican comúnmente a partir de aceites base del Grupo II o del Grupo III. Pero el término genérico “aceite de turbina” suele ser sinónimo de un lubricante de primera calidad con una excelente estabilidad a la oxidación, que ha sido reforzado con inhibidores de herrumbre y espuma.

Esta es información suficiente para comenzar a buscar el lubricante requerido por el componente. Hay muchas categorías de aceites con estas propiedades, pero el grupo de lubricantes de aceite de turbina tiende a tener solo dichos aditivos inhibidores de oxidación, espuma y herrumbre y no mucho más. En otros casos, los aceites inhibidores de herrumbre y oxidación adicionales (aceites hidráulicos, por ejemplo) también pueden incluir aditivos que no se requieren para esta aplicación.

EXAMINE EL MEDIO AMBIENTE

En tercer lugar, el OEM del componente le brinda la información más crucial hasta el momento. Este componente requiere un lubricante con una viscosidad ISO VG 32 a 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit). Esto no es una pista. Este es un requisito específico establecido en blanco y negro. Pero tenga cuidado, el OEM no ha proporcionado información sobre el entorno operativo del componente para utilizar esta viscosidad recomendada. También es probable que este componente termine operando en diversos climas del mundo y esté sujeto a temperaturas extremas que requieran lubricantes fuera de la recomendación ISO VG 32.

Reconozca que las recomendaciones de los OEM no cubren la amplia aplicación de sus componentes en todo el mundo. Como se indicó anteriormente, el OEM, en este caso, probablemente desarrolló este requisito con base en condiciones favorables. Es tarea del técnico capacitado analizarlas y adaptarlas a una condición extrema, en función del entorno ambiental y las demandas del componente.

CONCLUSIÓN

¿Dónde lo deja esto? Necesita un lubricante de primera calidad, elaborado con material base del Grupo II o Grupo III, con una excelente estabilidad a la oxidación e inhibidores de herrumbre y espuma, y ​​debe tener una viscosidad de ISO VG 32 a 40 ºC. Con esta información, ahora puede adquirir el lubricante necesario y tener la seguridad de que es el correcto.