Minería

Las necesidades de lubricación de la industria minera varían desde aceite hidráulico multipropósito para circuitos hidráulicos hasta lubricantes sintéticos para evitar la oxidación y proporcionar una larga vida útil a la maquinaria. Los lubricantes para engranajes complejos a menudo requieren que las dosis y los sistemas de aplicación sean supervisados por un ingeniero capacitado.

Maquinaria pesada


Se entiende por maquinaria pesada a toda maquinaria móvil, diesel – hidráulica y diesel – eléctrica tales como maquinaria vial, agrícola, para minería, equipamiento portuario, entre otras, que son utilizadas en la construcción, minería, transporte, sector naval y portuario.
Dicha maquinaria está constituida por una serie de sistemas mecánicos operados bajo la protección de lubricantes líquidos, como motores de combustión interna, compresores de aire, cajas de engranajes, y por circuitos hidráulicos. Es ahí que el análisis de aceite será la herramienta más importante de una estrategia proactiva.

Maquinaria como dragas cavadoras, palas mecánicas y excavadoras son componentes fundamentales en las operaciones de minería. Debido a su tamaño y condiciones de operación, las cargas aplicadas a los aceites lubricantes y grasas son muy elevadas.

Clasificación de los lubricantes según su origen

Muchas personas desconocen que la selección del aceite del motor de su maquinaria les ayudará a que éstos funcionen a un nivel óptimo, y a menudo se usa el mismo aceite para todos los equipos.

En realidad, hay diferencias significativas entre los aceites usados en el motor de las máquinas. Con frecuencia, el lubricante idóneo es la forma más rápida y económica para optimizar su funcionamiento y confiabilidad y podemos identificar dos tipos de lubricantes:
•Aceites Minerales: Los aceites minerales proceden del petróleo y son elaborados después de múltiples procesos en sus plantas de producción (las refinerías). El petróleo bruto tiene diferentes componentes que lo hacen indicado para distintos tipos de producto final, siendo el crudo parafínico el más adecuado para obtener aceites.

•Aceites Sintéticos: Los aceites sintéticos no tienen su origen directo del crudo o petróleo sino que son creados de subproductos petrolíferos combinados en procesos de laboratorio. Al ser más larga y compleja su elaboración, resultan más caros que los aceites minerales. Los aceites sintéticos se pueden clasificar en oligómeros olefinicos, esteres orgánicos, poliglicoles y fosfatos esteres.

Los lubricantes sintéticos son producidos íntegramente en laboratorio por lo que todas sus moléculas y cadenas están elaboradas específicamente para rendir con superior excelencia en las condiciones más extremas, por esto su excepcional rendimiento y larga vida, mientras que los lubricantes minerales son producto de un proceso químico donde la materia prima principal es el petróleo.

Los lubricantes sintéticos, debido a los avances tecnológicos y a los procesos químicos involucrados, son producidos con propiedades multigrado; en otras palabras, proporcionan un máximo rendimiento a altas y bajas temperaturas, soportando condiciones extremas sin perder sus propiedades físicas y químicas durante un tiempo mucho mayor que un lubricante mineral.

Beneficios


La vida útil del lubricante sintético es superior a la de un lubricante mineral, por lo menos el doble, además de resistir condiciones de operación más severas y extremas. Todo ello incrementa la confiabilidad de los equipos y además, se amplía el periodo de cambios de aceite, lo que es favorable para el medio ambiente al desechar correctamente el aceite usado menos cantidad de veces en el mismo periodo.

Solicite una respuesta inmediata:

Oscar Trujillo
otrujillo@noria.mx
Tel.: +52 (477) 711 2323 ext. 109
Sin costo en México: 01 800 713 71 04