Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America

“Durante las inspecciones de rutina de nuestros equipos, hemos notado que nuestro aceite lubricante parece más oscuro. ¿Es esto motivo de preocupación? De ser así, ¿cuáles deberían ser nuestros próximos pasos?”

Un cambio de color del lubricante puede ser motivo de preocupación, ya que a menudo indica que se ha modificado la composición o la química del aceite. Primero debe considerar el color original del lubricante. Los lubricantes nuevos suelen tener un color relacionado con su viscosidad y fórmula. En general, los lubricantes de baja viscosidad, como los aceites de turbina y los fluidos hidráulicos, tienen un color más claro que los lubricantes de mayor viscosidad, como los aceites de circulación o los lubricantes para engranajes ISO VG 320.

Además, ciertos aditivos y colorantes pueden afectar el color original. El color del aceite nuevo también puede cambiar si la fórmula ha sido modificada o si alguna de las materias primas ha sido sustituida. Este tipo de cambio de color generalmente no afecta el desempeño o la especificación del lubricante, pero asegúrese de confirmarlo con el fabricante del lubricante.

Tenga en cuenta que un aceite se oscurece naturalmente a medida que se oxida durante el servicio debido a la combinación de la temperatura de operación y la exposición al oxígeno en el aire. Cuanto mayor es la temperatura, más rápido es el proceso de oxidación y más corta es la vida del lubricante. El oscurecimiento es una señal de oxidación del lubricante. Si su aceite se oscurece más rápido de lo esperado, verifique si las temperaturas de funcionamiento están anormalmente altas. Las temperaturas excesivas pueden tener diversas causas raíz, por lo que es importante investigar el origen.

La contaminación es otra razón común por la cual un lubricante cambia de color. Un aceite puede oscurecerse si hay contaminación cruzada de lubricantes o presencia de partículas sólidas del medio ambiente. Cuando se produce un cambio anormal de color, se debe explorar la presencia de contaminantes. Si este es el caso, la solución más probable sería cambiar el aceite. Dependiendo de la gravedad, también se puede requerir un lavado del sistema.

Si se usa el mismo lubricante en varias máquinas y todas muestran un cambio progresivo en el color del aceite, esto probablemente sería una indicación del envejecimiento natural del lubricante. Por otro lado, si solo unas pocas máquinas tienen decoloración de lubricante, sería necesario identificar el origen del cambio de color.

Finalmente, siempre que se sospeche una condición anormal, es mejor realizar un análisis de aceite para determinar la salud del lubricante, así como para verificar la presencia de contaminantes. Puede ser necesario un cambio de aceite o filtración adicional si se ha presentado contaminación.