Preparación de las máquinas hacia el estado óptimo para las inspecciones

13 de septiembre de 2018

Jim Fitch, Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona. Noria Latín América

He escrito varios artículos acerca de las inspecciones, pues creo firmemente que es uno de los cimientos para el monitoreo de condición, la confiabilidad de la maquinaria y la gestión de activos. Uno de mis artículos publicado en la revista Machinery Lubrication introdujo el término “Inspección 2.0” para diferenciar las prácticas de inspección convencionales de los nuevos métodos, que son intensos, tienen un propósito bien definido y están comprobados, de manera que ayudan a optimizar los beneficios. Tan común como las actividades de inspección en cualquier planta, la Inspección 2.0, en mi opinión, está en gran parte sin explotar. De hecho, es ilusorio imaginar una confiabilidad de clase mundial sin la coexistencia de una inspección de clase mundial.

La Inspección 2.0 toma un poco de varias filosofías comprobadas, incluyendo la práctica del mantenimiento autónomo avanzado por la doctrina del mantenimiento productivo total (TPM, por sus siglas en inglés). Sin embargo, no se detalla en estas filosofías el “cómo hacer” para mover a una organización más allá del status quo de la inspección a la revolucionaria oportunidad real que escapa a su visión. Planeo abordar estas diferencias y las tácticas de “cómo hacerlo” en varios artículos de Machinery Lubrication.

Este artículo presenta el concepto de la preparación de la máquina como un habilitador crítico para la Inspección 2.0. Un inspector que esté ansioso por determinar el estado de la máquina -bueno o malo- necesita ayuda de la máquina. ¿Qué le duele, dónde le duele y cuáles son los síntomas del herido? El intercambio de información, como en la comunicación básica, es una calle de dos vías. Es necesario mejorar la calidad de las condiciones que la máquina puede transmitir para que el inspector obtenga una imagen clara y completa de su estado.

Ahora, suponga que todas y cada una de las máquinas de su planta aún no están listas para la Inspección 2.0. Ese es un caso muy probable. ¡La oportunidad está llamando!

Trabaje al revés

Comience recopilando una lista de fallas de la máquina y las causas raíz que desea que revele su programa de inspección. En general, esta es una lista de todas las cosas que pueden salir mal y definitivamente no quiere equivocarse sin una advertencia adecuada (temprana). Generalmente, es necesario establecer prioridades relacionadas con la lista. El análisis de criticidad ayuda a definir la probabilidad y las consecuencias de la falla. La clasificación del modo de falla (p. Ej., el análisis de modo y efecto de falla) delinea vías específicas del modo de falla, comenzando con las causas raíz que posiblemente podrían ocurrir.

A continuación, tome esta lista priorizada y construya un plan de inspección que revelará cada una de estas condiciones de alerta en tiempo real. Por ejemplo, ¿cómo se puede reconocer rápidamente el desalineamiento del eje o detectar inmediatamente el aceite lubricante aireado? ¿La máquina actualmente puede revelar estos hallazgos por la inspección? Si no, ¿qué modificaciones son necesarias? Haga lo mismo con los otros modos de falla a medida que avanza por la lista.

Máquinas inteligentes, inspecciones inteligentes

Sus máquinas pueden ser comunicadores inteligentes y en tiempo real sobre sus condiciones. Es decepcionante que muy pocos fabricantes de equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés) construyan máquinas en un estado óptimo de preparación para la inspección. Esto responsabiliza al propietario del activo para obtener las piezas y los dispositivos necesarios para adaptar las máquinas, ya sea durante la puesta en servicio o durante un paro programado.

Sí, a menudo hay costos asociados con las adaptaciones y otras modificaciones de la maquinaria, y algunos de estos cambios pueden presentar riesgos relacionados con fallas humanas causadas por perturbaciones de piezas/instalaciones defectuosas. Sin embargo, si las modificaciones se diseñan, suministran e instalan correctamente, los beneficios a largo plazo pueden ser enormes. No pretenda ahorrar dinero evitando dar este paso. Después de todo, la ceguera de inspección es una preocupación mucho mayor desde el punto de vista de la confiabilidad de la máquina. No puede inspeccionar e informar lo que no puede ver.

Buena conservación

Tierra afuera: Este siempre es un buen lugar para comenzar. Mantenga sus máquinas limpias, por dentro y por fuera. Todos sabemos que la suciedad es destructiva para las superficies de fricción internas de la máquina, pero también enmascara muchas alertas de inspección importantes, como una superficie agrietada delatada por una capa de pintura resquebrajada, coloración de metal templado, corrosión crónica, desgaste descontrolado, desgaste/daño de sellos, y puntos de fuga.

Tierra y suciedad adentro: La suciedad y los sedimentos pueden hacer que el aceite se vea tan opaco que otras propiedades se vuelvan invisibles. Entre estas se incluyen contaminación con agua, glicol, aireación, suspensiones de partículas de desgaste, etc. Cuando el aceite se mantiene limpio y brillante, el cambio más leve en esta característica sirve como un primer signo de preocupación que debe informarse para un análisis más detallado. Además, los lodos pueden manchar las mirillas, evitando que el nivel de aceite y otras condiciones se puedan determinar fácilmente.

Placas, identificaciones y etiquetas: Los componentes de la maquinaria deben etiquetarse correctamente para evitar errores de reporte. También son importantes otras etiquetas y marcas, incluidas las fechas de instalación de filtros y respiraderos, el tipo de lubricante y alertas de lectura en los medidores.

Ventanas de inspección

Una ventana de inspección es efectivamente un portal utilizado por el inspector para ver dentro de la máquina. Muchos tipos de productos pueden funcionar como ventanas, como los siguientes:

Indicadores de nivel de aceite: Pueden ser electrónicos, mecánicos o un dispositivo que proporcione una indicación visual del nivel de aceite. Los niveles anormales de aceite a menudo son muy importantes y para muchas máquinas pueden conducir a fallas por muerte súbita. Altos niveles de aceite pueden indicar fugas internas (contaminación cruzada) con refrigerante, combustible u otros lubricantes. Bajos niveles de aceite pueden ser causados ​​por un alto consumo o fugas. Dependiendo del tipo de máquina, los indicadores de nivel de aceite deben tener marcas que muestren el rango normal para cuando está detenida, así como para cuando está en funcionamiento. Los indicadores de nivel también deben colocarse de manera que permitan una visualización conveniente, especialmente por parte de la persona que realiza las inspecciones, los rellenos y cambios de aceite.

Mirillas: Una buena mirilla es más que un visor de nivel de aceite. Pueden comunicar condiciones transitorias clave asociadas con áreas específicas de la maquinaria. Consulte el artículo sobre las zonas de inspección para obtener una descripción detallada de la gran cantidad de información que estas ventanas de inspección pueden proporcionar. Incluyen visores de sedimentos del fondo y agua (BS&W), mirillas en línea (para confirmar el flujo de aceite) y tuberías/mangueras transparentes para inspecciones de fluidos.

Ventanas para componentes en movimiento: Muchas máquinas necesitan ventanas para verificar el movimiento correcto de los componentes, como anillos de aceite, lubricadores de disco, levantadores y salpicadores. Ciertas transmisiones por correa, tornillos, cadenas y engranajes pueden necesitar la línea de visión de un inspector.

Guardas o protecciones de metal desplegado: Los acoplamientos y otros mecanismos expuestos giratorios o reciprocantes normalmente están protegidos del contacto accidental mediante el uso de protecciones. Estas guardas a menudo restringen la observación visual de los mecanismos en movimiento. Sin embargo, pueden sustituirse con metal desplegado (lámina tipo malla) que habilita ambas funciones (seguridad e inspección).

Elementos magnéticos para la recolección de partículas ferromagnéticas: Estos son imanes sumergidos en el aceite y colocados dentro de ventanas de inspección. Generalmente se ubican en la línea de retorno donde la concentración de partículas ferromagnéticas es más alta. La ventana se puede abrir periódicamente para limpiar el imán.

Muestreo de lubricante

Muestreo del fondo por visores BS&W: Es bueno desconfiar sobre lo que podría estar asentado en el fondo de su depósito. Probablemente no sea nada que su proveedor de aceite le haya vendido. Los visores BS&W pueden proporcionar una inspección visual rápida. También puede ayudar a extraer una muestra si tiene instalada una simple válvula de bola.

Puertos de muestreo: Se pueden ubicar en las líneas de retorno, zonas activas u otras ubicaciones estratégicas para realizar muestreos e inspecciones rápidas en la máquina. Además de las inspecciones visuales, puede realizar una simple prueba de gota de aceite o una prueba de crepitación para detectar la presencia de agua libre.

Trampas de purga de grasa: Lo que sale del orificio de purga de grasa durante la relubricación o durante la operación normal es un indicador de la salud del lubricante en el rodamiento. Se pueden instalar diferentes trampas y dispositivos de recolección para inspeccionar la grasa descargada en busca de cambio de consistencia, contenido de aceite, partículas, color, etc.

Dispositivos de inspección

Numerosos dispositivos de inspección se utilizan para evaluar rápidamente las concentraciones de partículas sólidas y contaminación con otros tipos de lubricantes. Estos dispositivos incluyen tapones magnéticos, trampas de partículas, cedazos en Y, filtros de última instancia y medidores de corrosión.

Instrumentación

Hoy en día, existe una amplia gama de sensores y medidores que pueden proporcionar información efectiva en tiempo real sobre las condiciones de la máquina. Entre estos están los vacuómetros, indicadores de temperatura, sondas de proximidad, medidores de flujo, alarmas de agua libre y sensores de carga. La mayoría de estos instrumentos pueden proporcionar lecturas digitales o analógicas en la máquina y son visibles para los inspectores.

Además, el análisis de aceite ya no es dominio exclusivo del laboratorio. Se puede instalar una variedad de instrumentos directamente en la máquina para evaluar cambios de viscosidad, lecturas de humedad, conteo de partículas, concentraciones de partículas de desgaste y cambios en la química del aceite. También pueden incrustarse o fijarse acelerómetros de vibración a la maquinaria operativa para su examen periódico por parte de los inspectores.

Pensamientos finales

Como se mencionó anteriormente, existen costos e incluso un poco de riesgo asociado con hacer que una máquina alcance el estado óptimo de inspección. La confiabilidad es siempre una inversión. Se monetiza más tarde, generalmente en múltiplos. La mayoría de las inversiones funcionan de esta manera.

Usted no intenta maximizar la preparación para la inspección, sino optimizarla. Quiere hacerlo bien, así que tome las decisiones correctas. Lo barato sale caro. Es una falsa economía intentar ahorrar dinero al no invertir sabiamente. Es como con la educación. Si cree que esta es costosa, pruebe cuánto le cuesta la ignorancia.

0 votedvote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>