Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo

21 de julio de 2015

Recientemente, he visitado varias plantas con programas de análisis de aceite, cuyo grado de implementación fluctúa desde inexistente hasta bastante robusto. El problema común en todos ellos es que no efectúan muestreo o análisis en la recepción del aceite nuevo. Esto es crítico por varias razones, como asegurar que el aceite que se recibió es el aceite ordenado, establecer una línea de base para el análisis y monitoreo de la condición del aceite, o simplemente para verificar la limpieza del lubricante. Es esencial comprender plenamente cada uno de estos importantes temas.

Asegurar que el lubricante recibido es el lubricante ordenado

Esto puede implicar una simple comparación de viscosidad o un completo análisis de elementos metálicos para asegurar que el paquete de aditivos (concentración) se encuentra dentro de los parámetros de aceptación y rechazo para cumplir con los requisitos de la aplicación. Como mínimo, debería efectuarse una comparación de la viscosidad.

En el artículo “Should New Lubricant Deliveries be Tested?” publicado en la revista Machinery Lubrication, Jim Fitch hace referencia a una auditoría efectuada por el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) en el que se analizaron 562 aceites para motor de combustión interna, se encontraron los siguientes resultados:

  • 4 por ciento de los aceites de motor tenían serias desviaciones (uno de cada 25 lubricantes inspeccionados). Muchos tenían una concentración incorrecta de aditivos, mientras que otros no cumplían con las especificaciones de desempeño a baja temperatura.
  • 16 por ciento tuvieron desviaciones marginales (uno de cada seis aceites inspeccionados)

Ciertamente, la tecnología ha avanzado desde este estudio efectuado en 2001, pero el artículo explica, “Los lubricantes son mezclados por seres humanos. Son inspeccionados por seres humanos. Son transportados y empacados por seres humanos. Son etiquetados por seres humanos. Cuando se trata de seres humanos, hay una constante inalterable – Cometemos errores”.

5 Tips para establecer objetivos de nivel de limpieza

  1. Establezca objetivos para todos los aceites lubricantes y fluidos hidráulicos
  2. Utilice las especificaciones de los fabricantes de la maquinaria sólo como el punto de partida
  3. Establezca objetivos basados en la extensión de vida de la maquinaria (impulsados por beneficios)
  4. Considere el diseño de la máquina, su aplicación y cómo influyen en la operación
  5. Haga de ellos una decisión personal, porque usted, como propietario de la máquina, es quien paga el costo de la falla, no el proveedor de las máquinas, ni el proveedor del aceite, del filtro o de los rodamientos, y tampoco el laboratorio de análisis de aceite.

Se dice que el mundo industrial se mueve en una película lubricante de entre 1 y 10 micrones. Este espesor de película está determinado por la velocidad de rotación, la carga sobre los elementos y la viscosidad del lubricante. Los lubricantes son adquiridos con una viscosidad específica para mantener esa película lubricante y eliminar las condiciones límite o el contacto metal-metal para una aplicación en particular. Por lo general, el fabricante del lubricante los produce y envasa con desviaciones mínimas en cuanto a la viscosidad y el tipo de lubricante. Si bien esto se aplica para los lubricantes adquiridos en tambores, cubetas, botes, etc., en el caso de las entregas a granel, hay una consideración adicional.

Un camión cisterna tiene tanques o contenedores de diferentes tamaños y se cargan con base en el programa de entrega. Por ejemplo, el camión puede tener cuatro compartimientos: un compartimiento de 30,000 litros, un compartimiento de 20,000 litros y dos compartimientos de 10,000 litros. Los pedidos a entregar hoy pueden requerir 28,000 litros de aceite “A”, 16,000 litros de aceite “B”, 8,000 litros de aceite “C” y 6,000 litros de aceite “D”. Las entregas de mañana pueden requerir 13,000 litros de aceite “D”, 16,000 litros de aceite “C”, 4,800 litros de aceite “A” y 4,000 litros de aceite “B”. Con este tipo de programa de entrega, va a presentarse la contaminación cruzada. Por lo tanto, usted debe preguntarle a su proveedor si todos los compartimientos del camión, lo mismo que las mangueras de carga y descarga se limpian antes de cargar el nuevo lubricante para el próximo viaje. Recuerde, es mucho menos costoso muestrear y analizar el aceite de lo que es reparar una falla y sufrir los costos del tiempo de inactividad asociado con esa falla.

Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo a Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo

Si existe la posibilidad de que los lubricantes estén mal etiquetados o contaminados y no se están tomando medidas para prevenir que estos lubricantes, desconocidos y sin aprobar, contaminen sus lubricantes, usted está jugando a la ruleta rusa con sus máquinas. Incluso si ha tenido suerte hasta ahora, con el tiempo encontrará la bala que acabará con su vida. Los lubricantes nuevos deben ser analizados al recibirlos y deben ponerse en cuarentena hasta que se verifique que son los lubricantes correctos. Una vez que se reciban del laboratorio los resultados aceptables, los lubricantes deben ser etiquetados como satisfactorios y colocados en almacenamiento.

Establecer una línea de base para el futuro análisis y monitoreo

A fin de llevar a cabo un monitoreo preciso de la condición de lubricante, debe tomarse una muestra de referencia. Esto permitirá que las pruebas posteriores se comparen contra los valores de referencia del lubricante. Después de todo, si usted no tiene idea de dónde empezó, ¿cómo puede saber en dónde está? Una vez que ha obtenido la muestra, debería conservarla como referencia. Puede comparar directamente el color del lubricante o el olor contra la muestra de referencia. Esto proporcionará un indicio inmediato de si hay algún problema con el lubricante en sus máquinas.

Verificar la limpieza del lubricante

Varios estudios indican que el costo de excluir un gramo de tierra es sólo el 10 por ciento de lo que costará excluirlo una vez que ha entrado en contacto con sus lubricantes. En algunos casos, cuando los aceites nuevos de los principales fabricantes de lubricantes fueron analizados, los códigos de limpieza ISO iban desde */14/11 (bastante bueno) a */23/20 (nada bueno). El promedio de estas muestras fue de */19/16, y varias estaban en */20/18 y */21/18.

Para quienes no entienden los códigos de limpieza ISO, se refieren a los valores desarrollados utilizando la serie de Renard en conjunto con los conteos de partículas de un tamaño específico en micrones. Por ejemplo, en un código ISO de limpieza de dos dígitos, se cuentan las partículas de 6 y 14 micrones. Un valor correspondiente (número) es asignado entonces en función de la cantidad de partículas de un tamaño específico (4, 6 y 14 micrones) y su localización en la tabla.

 Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo b Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo

Como se puede ver en la ilustración anterior, hay una diferencia significativa en el conteo de partículas de un código */14/11 y uno */23/20. Tenga en cuenta que estos números han sido obtenidos para lubricantes envasados. Para el lubricante a granel, las cifras son mucho peores, pues van desde un código */20/17 a un */28/21. Para comprender mejor lo que esto significa, considere que una bomba con un flujo de 200 litros por minuto de lubricante con un código ISO */21/18 bombeará aproximadamente 3,100 kg de tierra en un año. Además, se estima que una partícula de tierra tiene el potencial de generar seis partículas de desgaste.

Las partículas en el rango de 4 y 6 micrones son las más perjudiciales para su maquinaria, ya que eventualmente pueden tener el mismo tamaño que la película lubricante, incrustarse en ella y producir desgaste abrasivo.

Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo c Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo

Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo d Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo

Por supuesto, alguien tiene que pagar por eliminar esta suciedad de los lubricantes. Usted puede hacerlo, o puede negociar con su proveedor y dividir el costo. Usted puede incluso ser capaz de hacer que su proveedor le entregue lubricantes que cumplan con sus objetivos de limpieza. Esto es algo que debe tener en cuenta cuando su proveedor quiera renovar el contrato en una nueva licitación.

Si actualmente no está monitoreando la limpieza de sus lubricantes, espero que esto le ayude a comenzar. Si está monitoreando la limpieza de sus lubricantes, pero no está analizando su aceite al recibirlo, está gastando mucho dinero limpiando el desorden de alguien más. Idealmente, usted puede trabajar con su proveedor de lubricantes y lograr alcanzar objetivos de limpieza que tengan sentido.

Loren Green, Noria Corporation. Traducido por Roberto Trujillo Corona, Noria Latin America
Publicado en la revista Machinery Lubrication (10/2013)

0 votedvote

Un comentario en Por qué debe muestrear y analizar el aceite nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>