Es difícil identificar las fuentes potenciales de contaminación en un ambiente industrial severo y sucio. Como una cuestión de buen mantenimiento, asegúrese de tener un alto nivel de limpieza alrededor de los tanques, componentes y tuberías. Esto hará más fácil la detección de fugas, derrames y condiciones anormales del sistema. El primer paso para la identificación de las fallas de un sistema es observar y registrar las anormalidades. Una política sencilla de mantener el lugar limpio facilita esta práctica. La percepción de un lugar limpio produce una sensación de orgullo y sentido de la propiedad de los sistemas de la planta (Scott Robertson, Transfield Services).