Con qué frecuencia se deben efectuar las pruebas de potencial de barniz

6 de julio de 2017

barnizwp Con qué frecuencia se deben efectuar las pruebas de potencial de barnizNoria Corporation. Traducido por Francisco J. Páez Alfonzo, Noria Latín América.

“Algunas máquinas de nuestra planta han tenido problemas recurrentes de barniz. ¿Con qué frecuencia debo efectuarlas pruebas de potencial de barniz? ¿Hay alguna guía?”

El barniz puede ser devastador en ciertas máquinas que son propensas a su formación. A menudo es la causa de altos costos por paro e interrupciones imprevistas. Las pruebas de potencial de barniz para lubricantes permiten monitorear las etapas de su formación a fin de poder controlarlo tempranamente.

La frecuencia con la cual se pueden efectuarlas pruebas de potencial de barniz depende de algunos factores, como las tolerancias de la máquina y lo complejo de la geometría, la edad del lubricante y/o de la máquina, el historial de formación de barniz, la criticidad global de la máquina y los aspectos relacionados con la seguridad.

En consecuencia, la frecuencia de las pruebas de potencial de barniz no es estática, sino que fluctúa de acuerdo a varios factores. Por ejemplo, si la máquina está en la etapa inicial de su vida útil, se debe analizar con una frecuencia más corta, ya que se sabe que el barniz es más evidente en esta etapa. Además, a falta de información histórica, debe efectuarse principalmente por precaución. Una máquina nueva es impredecible en términos de resultados de monitoreo de condición.

Por otra parte, una gran cantidad de datos históricos obtenidos durante un periodo de tiempo prolongado proporcionará una mejor comprensión de la probabilidad de potencial de barniz.

Independientemente de la edad del fluido, existe una mayor probabilidad de degradación al final de la vida útil del lubricante. Por lo tanto, se recomienda analizar con una frecuencia más corta en este periodo.

En última instancia, este es un caso típico de relación costo-beneficio. Ciertas pruebas, ya sean parte o no de una programación de rutina, serán justificadas por el potencial de ahorro en costos al determinar con anticipación los primeros síntomas del potencial de barniz. Aquí es donde la criticidad de la máquina y las preocupaciones por la seguridad juegan un papel importante, así como los costos por reparaciones y el tiempo de inactividad.

La frecuencia óptima de muestreo saldrá de un equilibrio entre los dos extremos de estas consideraciones. Las pruebas efectuadas con mucha frecuencia (diaria o semanalmente) pueden llevar a evitar el barniz, pero a un costo anual muy elevado, mientras que las pruebas efectuadas con poca frecuencia (anualmente o por excepción) darán como resultado una mayor probabilidad de tener costos más elevados por paros y reparación de la máquina. ¿En cuál lado de la ecuación quiere equivocarse?

0 votedvote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>